Aaaahhhhg! Me han robado la identidad en Internet

(Tomado de hijosdigitales.es)

El robo de identidad en las redes sociales no es algo que nos vaya a suceder todos los días, pero lamentablemente las estadísticas dicen que sucede con la frecuencia suficiente como para que debamos preocuparnos.

Según las cifras que publicó el observatorio europeo el 7% de los usuarios españoles de redes sociales han sido víctimas del robo de su identidad.

Esencialmente consiste en que otra persona utiliza nuestro perfil de Internet y se hace pasar por nosotros en cualquiera de las muchas posibilidades que existen hoy, como por ejemplo en alguna red social, o utiliza nuestra cuenta de correo electrónico, o accede a nuestra cuenta bancaria, o paga en nuestro nombre mediante PayPal, etc. Suplanta nuestra identidad digital, normalmente con perversas intenciones.

Muchas veces el objetivo que persiguen es económico, robarnos nuestro dinero por algún medio electrónico. Pero no siempre es con ese fin. Sobre todo en los más jóvenes se roban la identidad para gastar “bromas”, como eliminar a todos los contactos, insultar a algún amigo/a común, borrar fotos, añadir o eliminar etiquetas, espiar lo que hacen, etc.

 

En cualquier caso siempre es indeseable que suplanten nuestra identidad digital y debemos hacer lo posible para que no ocurra. Debemos seguir los consejos que ya hemos comentado en anteriores entradas sobre cómo cuidar nuestras contraseñas y cómo crear contraseñas fuertes. Si no conocen nuestra contraseña, no podrán suplantarnos. (En algunos casos es igual de importante que no conozcan la respuesta a nuestra “pregunta secreta”, pues les daría la opción de cambiar los datos del perfil y suplantarnos igualmente).

Puede que, si somos víctimas de un robo de identidad, no nos demos cuenta porque se limiten a espiar en nuestros mensajes, fotos y demás información. Si no dejan rastro será difícil enterarnos. Por eso, aunque no sospechemos que nos espíen, debemos cambiar las contraseñas regularmente.

Pero si ocurre lo peor, que intentamos entrar a nuestro perfil y no lo conseguimos, estamos seguros de nuestra contraseña pero nos falla en todos nuestros intentos e incluso no acertamos a la pregunta secreta, entonces estamos ante un claro robo de identidad.

Normalmente, para cuando nos demos cuenta del robo, el ladrón ya habrá cometido alguna fechoría. Debemos actuar rápido y cuanto antes debemos ponernos en contacto con los administradores o responsables del sistema para poder recuperar nuestra cuenta lo más rápidamente posible.

Las redes sociales y otros servicios de internet tienen apartados en sus páginas para comunicarles estos hechos. A continuación relaciono los accesos directos a las más habituales.

¿Dónde debemos dirigirnos?

PayPal: ¿No puede iniciar sesión?

Google: No puedo acceder a mi cuenta

Facebook: Mi cuenta está comprometida

Tuenti: Ayuda, mi contraseña no funciona, ¿qué puedo hacer?

Twitter: Mi cuenta ha sido comprometida/hackeada y no puedo entrar

Windows Live: Creo que otro usuario está usando mi cuenta de Windows Live ID

Yahoo: Parece que necesitas alguna ayuda

Además, para evitar posibles problemas mayores, como ser acusados de delitos cometidos bajo nuestro perfil y posibles denuncias de terceros, debemos comunicar el robo ante las autoridades cuanto antes, bien a la Guardia Civil o a la Policía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s